Iposa, es un bar restaurante, que funciona desde hace más de una década. En este proyecto, como reto principal tenía que mantener su ambiente, aunque toda la estructura tenía que ser renovada por peligro de derrumbe.
En este proyecto había una estrecha colaboración con los propietarios, que también se ponían manos a la obra durante los tres meses de reforma.
El suelo del altillo se compone de chapas de hierro de 6mm que nos permiten ganar altura. En la cocina se colocó un escalón en el suelo, también el mismo fin.
Con el traslado de la escalera al salón conseguimos una cocina amplia y cómoda, que nada tiene que ver con lo que había antes.

Iposa

Galería